PARQUES TEMÁTICOS

El Gran Kahun-Ass
Además de las atracciones, los toboganes, los ríos y las olas, los parques temáticos reciben un impulso de Big Ass Fans®.

LUGARES DE CULTO / ORGANIZACIONES SIN ÁNIMO DE LUCRO

Confort desde arriba
Big Ass Fans® se diseñaron originalmente para hacer circular el aire por espacios altos y grandes, como establos lecheros y hangares de aviones. Pero, ¿quién sabe más de techos altos que los gestores de catedrales?

LOCALES AL AIRE LIBRE

Una actuación premiada
Desde ópera a rock duro, desde un soneto de Shakespeare a un cuarteto de cuerda, sus invitados están allí para disfrutar de la actuación. Big Ass Fans® mueve silenciosamente el aire, ofreciendo un intermedio de las incómodas condiciones.

RECINTOS DEPORTIVOS

Confort para los espectadores
Las tardes de verano en un partido de béisbol son mucho más cómodas con la adición de Big Ass Fans®. Incluso en grandes espacios no climatizados como los estadios...

HOSTELERÍA

Un invitado bienvenido
Una ocasión alegre, una comida estupenda y un grupo musical digno de bailar son algunos de los ingredientes clave del éxito de un evento. Pero si el lugar de celebración es incómodo, ése será el único recuerdo que perdure.

AL POR MENOR

Grandes ventiladores en exposición
¿Busca una forma de diferenciar su tienda del resto? Big Ass Fans® siempre está de moda.

ESPACIO DE OFICINAS

Un negocio serio
Siempre puntual, nunca se va antes de tiempo, trabaja duro todo el día... ¿no estaría bien que pudiera decir lo mismo de todos sus empleados? Big Ass Fans® funciona todo el año, proporcionando el tan necesario movimiento de aire de forma silenciosa y eficiente.

CENTROS DE EVENTOS

Escenario central
Escenario derecho, escenario izquierdo, concesiones, pasillos, patios de comidas-Big Ass Fans® se puede ajustar para proporcionar un flujo de aire óptimo independientemente del tamaño de las instalaciones o el nivel de ocupación. Trabajando solo...

BARES Y RESTAURANTES

Aumente la retención y los beneficios
¿Quiere que sus clientes se queden más tiempo, tomen un par de copas más, pidan postre y vuelvan otra vez? ¡Claro que sí! Una de las formas más sencillas de retener a los comensales es asegurarse de que se sientan cómodos.